SIGNOS DE ALERTA DEL DÉFICIT DE HIERRO EN LA INSUFICIENCIA CARDIACA CRÓNICA

Existen muchos signos que indican que puede padecer déficit de hierro y algunos son similares a los síntomas de la insuficiencia cardiaca, el deterioro de la función física y del bienestar que conducen a una pérdida de calidad de vida.1–3

Otros síntomas:

  • Palidez.4
  • Dificultad para respirar5 y palpitaciones.26
  • Úlceras en la lengua o sequedad bucal.6,7
  • Grietas en las comisuras de la boca.8
  • Úlceras bucales.9
  • Intolerancia al frío o manos y pies fríos.10
  • Antojo de comer sustancias no comestibles (pagofagia).11,12
  • Síndrome de las piernas inquietas.13,14
  • Caída del cabello.15
  • Uñas frágiles16 o coiloniquia.16
  • Dolor de cabeza.17
  • Aumento de la susceptibilidad a infecciones.18
  • Mareos,19 irritabilidad20 y pérdida de concentración.21

Utilice nuestro Explorador de Síntomas para comprender qué implica cada uno de estos síntomas.

La fatiga es uno de los principales síntomas del déficit de hierro. Es una versión más extrema del cansancio, que algunas personas pueden llamar agotamiento. Si experimenta fatiga, puede sentirse física y mentalmente cansado y sin energía durante varios días a la semana, incluso si no realiza actividades físicas que le cansen especialmente.22 También puede encontrarse demasiado agotado para llevar a cabo tareas cotidianas como vestirse, ir de compras o pasar tiempo con sus familiares o amigos.

Para comprobar si padece fatiga, utilice nuestro Cuestionario de Fatiga.

La fatiga, la dificultad respiratoria y las palpitaciones3 son síntomas tanto de la insuficiencia cardiaca crónica como del déficit de hierro. Por lo tanto, es importante que hable de todos sus síntomas con su médico para averiguar qué los está causando y cuál podría ser la mejor manera de tratarlos. En el apartado Hable con su médico encontrará consejos para aprovechar al máximo el tiempo de consulta.

Tratar el déficit de hierro puede ayudar a mejorar su calidad de vida diaria y proporcionarle la energía que necesita para sus actividades; no tiene que sentirse cansado todo el tiempo. Para más información sobre cómo tratar la ferropenia, visite el apartado Opciones de Tratamiento.